Musicoterapia

¿Qué es musicoterapia?

Según la Federación Mundial de Musicoterapia, es el uso de la música y/o de los elementos musicales (sonido, ritmo, melodía, armonía) por un musicoterapeuta calificado con un paciente o grupo de pacientes, para facilitar y promover la comunicación, la interrelación, el aprendizaje, la movilización, la expresión, la organización y otros objetivos terapéuticos relevantes, con el objetivo de atender necesidades físicas, emocionales, mentales, sociales y cognitivas.

La musicoterapia apunta a desarrollar potenciales y/o restablecer funciones del individuo para que este pueda emprender una mejor integración intrapersonal e interpersonal y en consecuencia, alcanzar una mejor calidad de vida, a través de la prevención, la rehabilitación o el tratamiento” (2011).

Beneficios de la Musicoterapia

  • Las intervenciones musicoterapéuticas, se basan en el hecho de que los recursos sonoro musicales facilitan la aparición de varios tipos de procesos sensoriales, cognitivos emocionales y vinculares que promueven experiencias creativas y enlazan los intereses de las personas con sus capacidades salugénicas. En el escenario relacional del trabajo musicoterapéutico, el juego, la expresión y la creatividad constituyen las bases de un abordaje psicosocial de altísimo valor salugénico. (Pellizzari y Rodríguez, 2005)
  • La música, escogida adecuadamente, enriquece la vida y por este motivo es necesario rodear a las personas de una ambiente musical rico y controlado de estímulos, esta experiencia sensorial es la que va a proporcional un desarrollo psicofísico, emocional y social equilibrado. (Sabbatella et al, 1999, p 89)
  • (Juego) Según Pellizzari y Rodríguez (2005), el juego es un camino posible para facilitar y desarrollar en los sujetos mecanismos y recursos de afrontamiento en la vida cotidiana. Se trata de jugar en las infinitas dimensiones de lo sonoro, con el cuerpo, la voz, con las líneas sonoras, con resonancias, ecos, diálogos, acompañamientos e improvisaciones. Se trata de deslizar los sentidos y asociar significados.

Según Rofrano (2007), las principales funciones en la terapia del juego son:

  • Funciones biológicas: aprendizaje de habilidades básicas, la liberación del exceso de energía.
  • Funciones intrapersonales: dominio de situaciones y sentimientos, iniciativa, desarrollo cognitivo, Funciones interpersonales, habilidades sociales.
  • Funciones socioculturales: imitación de los modelos.